IVA de caja

En breve aparecerá en las liquidaciones de IVA de muchos autónomos y empresas el criterio de caja. Un requisito, en principio lógico para liquidar el IVA. Los autónomos ingresaremos el dinero a la Administración, para la cual hacemos de recaudadores de este impuesto, una vez que lo hayamos cobrado y no antes.

A pesar de las recomendaciones hechas en este sentido por la Unión Europea, esta medida se ha demorado en exceso. Este mes de diciembre aquellos que deseen acogerse a este nuevo sistema deben notificarlo a la Agencia Tributaria el 1 de enero de 2014.

Imagen

Para empezar, no todos los autónomos podremos acogernos a este criterio, ya que aquellos que están en módulos o recargo de equivalencia quedan al margen, también aquellos cuyo volumen de actividad supere los 2 millones de euros, o cuando los cobros en efectivo de un mismo cliente supere los 100.000 euros. (Reglamento del IVA de caja)

Según el Observatorio del Autónomo de CIAE, que en su tercera oleada ha preguntado sobre esta cuestión, el 21% de los autónomos estarían dispuestos a inscribirse en este nuevo régimen, si bien, lo más seguro es que previamente consulten con su gestoría para conocer los pros y contras del mismo. Es probable que entonces el volumen de adhesiones sea menor, ya que en sus respuestas a la encuesta de la tercera oleada, los mismos autónomos albergan muchas dudas al respecto. Recomendamos leer el apartado de preguntas frecuentes de la Agencia Tributaria acerca de este sistema.

Podría parecer, que el ingreso del IVA no cobrado ha tocado a su fin, pero no es así, ya que la ausencia de universalidad del sistema, así como la obligación de ingresar el IVA independientemente del cobro a 31 de Diciembre, limitan esta posibilidad, por no mencionar las limitaciones de competitividad que puede endosar este sistemas a aquellos que se acojan al mismo, al imposibilitarles la posibilidad de contar con tesorería a sus clientes, que deberán también declarar el IVA cuando paguen la factura.

En definitiva, que tras el regocijo inicial de la medida, la letra pequeña de la misma es mucho menos satisfactoria, circunstancia trasladable a toda la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, ya que a pesar de introducir figuras como este criterio de caja o el Empresario de responsabilidad limitada, aún estamos lejos de cubrir las necesidades de los trabajadores autónomos o proveerles de condiciones eficaces para mejorar su competitividad, su financiación y, sobre todo, la posibilidad de una segunda oportunidad tras un fracaso profesional.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en autonomos, Emprendedor, IVA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s